Construye tus propias murallas.

    No hay nada más difícil que controlarse a uno mismo. Ese es quizás el verdadero reto de la vida. ¿Podemos vencer la inercia de la forma en que hemos vivido por años, de los hábito que hemos tenido por tanto tiempo, para lograr nuestros objetivos?

    La inercia es la tendencia de un cuerpo a continuar en el estado de movimiento en el que se encontraba. Por eso cuando vamos en un auto y toma una curva, nos desplazamos al lado opuesto al que el carro está girando, porque nuestro cuerpo busca continuar en el estado de movimiento que se encontraba. De hecho los cuerpos tienden a permanecer en ese estado de movimiento a menos que una fuerza mayor los impulse a cambiarlo.

    En nuestra vida es exactamente igual: a menos que una fuerza mayor nos impulse al cambio, seguiremos igual. A menos que una fuerza mayor nos impulse a definir un plan, a marcar límites, a definir claramente lo que queremos y lo que haremos para lograrlo, nada cambiará, continuaremos en el mismo estado. Y esa es la otra cosa, que debe ser una fuerza definida la que nos impulse a cambiar de movimiento. En física, las fuerzas tienen una dirección, magnitud y un sentido. Si la fuerza que nos impulsa no tiene una dirección, una magnitud y un sentido definidos y que actúen en contra de nuestra inercia, de nada servirá.

    Por ello si queremos ser traders rentables la clave no es solamente la motivación, sino el autocontrol, la capacidad de definir y apegarnos a aquello que hemos definido. Así como dejar de escuchar el ruido que se forma en un mundo en el que hay tantas propuestas, formar y maneras de hacer algo que realmente es sencillo como el trading. Solo enfocándose en lo importante la fuerza que nos impulsa tendrá sentido y podrá por tanto sacarnos de nuestro estado actual.

    Axcel decidió ser leal a sí mismo ¿Y tú qué muralla vas a construir?